Qué es un plan de marketing y por qué tu pyme debe tener uno

¿Sabías que, según el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial, el 75% de los nuevos negocios en México no sobrevive al segundo año?

Sin duda, son varios los factores involucrados, pero dos de los más importantes son:

  1. La dificultad para competir con las grandes empresas y
  2. la ausencia de un plan de marketing.

Debido a que sus recursos son limitados, es común que los pequeños emprendedores no inviertan lo suficiente en el marketing para sus negocios.

Por desgracia, una marca sin el impacto publicitario adecuado, con el tiempo desaparece de la memoria de las personas.

En este artículo hablaremos de la importancia de contar con un plan de marketing y los elementos necesarios para desarrollarlo.

Así que, si estás a cargo de una pyme y quieres que esta se mantenga y crezca exitosamente, continúa leyendo, porque esto te interesa.

¿Qué es un plan de marketing y por qué es importante?

Un plan de marketing es un documento en el que se definen los objetivos de la empresa, la estrategia a implementar para alcanzarlos, el plan de acción y la inversión que se dedicará para ejecutarlo. 

Tener un mapa de ruta así, te permitirá:

  • prever cuánto tiempo y recursos necesitarás, así como la evolución del proyecto, 
  • identificar lo que está funcionando y lo que no para realizar cambios,
  • invertir solo en las acciones efectivas,
  • elaborar un plan de contingencia por si algo sale mal,
  • controlar tus ganancias y pérdidas, y
  • reaccionar de la mejor manera frente a las eventualidades que se presenten.

4 pasos a seguir para elaborar un plan de marketing

1.- Analiza tu mercado

Lo primero que debes hacer para planificar tus acciones de marketing es conocer muy bien:

  • el desempeño de la industria en cuestión (principales actividades, industrias similares, tamaño, impulsores externos de desarrollo, perspectivas de crecimiento y ciclo de vida), 
  • la oferta (categorías de productos, marcas participantes, panorama de competencia, concentración del mercado, canales de venta y productos sustitutos),
  • y la demanda (segmentación del mercado, hábitos de consumo, motivadores de compra y comportamiento de la demanda).

Esto con el fin de tener una visión completa que te permita saber qué tan difícil será el posicionamiento del producto/servicio que vendes o que deseas lanzar al mercado. 

2.-Define tu estrategia de negocio

  1. Metas y objetivos

Una vez tengas bien claro el contexto en el que te encuentras como negocio, lo siguiente será establecer la estrategia que te conducirá al logro de tus objetivos comerciales.

Estos deben ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y en un periodo de tiempo. Por ejemplo, aumentar un 25% las ventas de uno de tus productos en el próximo año o tener un 15% más de conversiones.

  1. Análisis FODA

Posteriormente, analiza las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de tu empresa para que tengas claro lo que estás haciendo bien y cuáles son los aspectos que debes mejorar con el fin de alcanzar los objetivos que definiste en el paso anterior.

  1. Segmento de mercado

Para que tu negocio sea rentable, es crucial segmentar tu mercado, según la competitividad de producto, de precio, comercial y de marca.

  1. Principales competidores

Estudiar las debilidades y fortalezas de tu competencia te permitirá construir una visión objetiva de tu situación comercial, así como identificar áreas de oportunidad: lo que puedes hacer que ellos no están haciendo y los aspectos a mejorar.

  1. Público objetivo 

Dedica tiempo para definir las características sociodemográficas y psicológicas de tu cliente potencial, con el fin de evitar dirigirte a personas que no quieren ni necesitan tu oferta. 

3.- Determina tus estrategias de marketing

Ahora sí procede con la definición de tu oferta: los atributos que quieres destacar, el concepto diferenciador que le atribuirás, sus fortalezas y debilidades, diseño e imagen, etc.

Esto te dará pauta para establecer su precio, así como para estructurar el canal de distribución y concretar los procesos de ventas. 

De esta forma, será más sencillo definir tu identidad de marca y promocionar tu producto/servicio en consonancia con su esencia y valores. 

4.- Implementa y mide tus resultados

Una vez listas las estrategias, será momento de elaborar el plan de acción y definir los indicadores claves de desempeño que te permitan evaluar los resultados a medida que lo vas ejecutando.

Así, podrás comprobar si tus objetivos son realistas y replantear tus estrategias de marketing si es necesario.

El presupuesto debe ser acorde con tus objetivos, por lo que es vital revisar continuamente tus ingresos y egresos, para asegurarte de que la progresión es positiva y que el negocio es rentable.

Conclusiones

¿Quieres dar a conocer y posicionar tu marca, aumentar tus ventas y ganar clientes fieles? Ahora ya sabes que esto solo será posible con ayuda de un plan de marketing.

Este te permitirá seleccionar con cabeza las acciones oportunas y relevantes para el cumplimiento de tus metas de negocio.  

Ya que lo tengas, revísalo regularmente para mantener el enfoque y no cometer errores críticos.

¿Qué dices? ¿Te animas a comenzar con el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *